La distonía cervical (también llamada tortícolis espasmódica) es un trastorno del movimiento poco común. Es una de las enfermedades que más complican la normal actividad de un músico, pudiendo llegar a convertirse en incapacitante o extenuante. En este artículo se detalla qué es la distonía, sus tratamientos y demás información de importancia.

En primer término, conviene destacar que este trastorno se caracteriza por la torsión de la cabeza hacia el hombro, aunque también puede dirigirse el mentón hacia arriba, abajo o torcer una oreja al hombro. Asimismo, obstaculiza seriamente la interpretación de un instrumento musical, puesto que se pueden llegar a sufrir movimientos espasmódicos de la cabeza.

¿Existe un tratamiento para esta distonía?

En la actualidad, no hay cura para esta enfermedad. Sin embargo, existen multitud de tratamientos dirigidos a paliar sus efectos, actuando directamente contra la causa y llegando, en algunos casos, a erradicarla por completo.

✔️ Reconducción emocional y sensoriomotora: se elimina la principal causa de la tensión para trabajar sobre esta mediante mecanismos de control progresivo y no invasivos. A diferencia de otros tratamientos, no emplea medicamentos ni relajantes musculares.

✔️ Medicamentos: se emplean compuestos específicos para el párkinson o relajantes musculares que trabajan sobre el aparato sensorio-motor.

✔️ Toxina botulínica: es un agente paralizante que se inyecta directamente sobre los músculos afectados. Se suele complementar con una serie de medicamentos que relajan los músculos. Como ejemplos, se encuentran el Botox, Myobloc o Xeomin.

✔️ Terapia sensorial: ejercicios de rehabilitación como tocar la parte trasera de la cabeza o el lado de la cara contrario a la torsión suponen una solución temporal a los espasmos, pero posteriormente comienzan a perder eficacia.

✔️ Relajación: dado que los síntomas de esta enfermedad se agravan con el estrés, es conveniente adquirir técnicas de relajación que mitiguen la contracción muscular.

✔️ Masajes: permiten relajar los músculos y, progresivamente, recuperar la movilidad.

✔️ Ejercicios de rehabilitación: los más recomendados son aquellos que potencian la fuerza y la flexibilidad de las partes afectadas, especialmente el cuello.

✔️ Estimulación cerebral profunda: requiere cirugía y se reserva, mayoritariamente, para los casos más graves. Se introduce un alambre de poco grosor dentro del cerebro. El extremo de dicho alambre se traslada a la región cerebral encargada del movimiento para enviar impulsos eléctricos que interrumpan las señales que tuercen la cabeza.

✔️ Cirugía de denervación selectiva: es la última opción, reservada solo para cuando los anteriores procedimientos no dan resultados satisfactorios. Se cortan los nervios que provocan los espasmos musculares.

Es importante tratar la distonía en los músicos

En definitiva, la distonía cervical es una enfermedad que, aunque en algunos casos desaparezca de forma repentina, conviene tener en cuenta. Detectarla a tiempo es fundamental para evitar que dificulte drásticamente la carrera de un músico. Contacta con Joaquín Fabra, especialista en este tipo de trastornos, empleando metodología sofisticada para tratarlos desde hace años.