La distonía focal de la embocadura es una dolencia típica de los músicos de instrumentos de viento. Esta afección supone el trastorno neurológico que produce movimientos involuntarios, contracciones musculares y costumbres posturales relacionadas con el uso de la embocadura del instrumento en cuestión.

En un primer momento, el músico puede pensar que los errores que comete proceden de una falta de ensayo o de los típicos nervios ante una actuación. Poco a poco, estos movimientos involuntarios en la musculatura facial y mandibular se hacen cada vez más presentes.

No siempre resulta fácil detectar el inicio del trastorno, ya que al tocar un instrumento de viento resulta habitual mover los labios, la lengua y la mandíbula. Sin
embargo, los síntomas que pueden ayudar a identificar la distonía son:

  • Temblor y fuga de aire al interpretar notas altas.
  • Cierre involuntario de la boca, elevación exagerada de las comisuras y contracción del rostro.
  • Imposibilidad de mantener una nota o de tocar una sucesión de notas rápidas.

Tratamiento de la distonía focal de la embocadura

Los síntomas anteriores provocan una lógica preocupación en el músico que no sabe cuándo puede hacer acto de presencia esta dolencia. El tratamiento ha de ser doble. En primer lugar, se administra aquel que pueda relajar los músculos afectados.

En segundo lugar, se procede a analizar cuál es el motivo de ese exceso de tensión para corregirlo. Nunca se han de utilizar medicamentos relajantes o antidepresivos, sino solo los que ayuden a recuperar la saludable tensión que permita tocar ante un público, pero sin caer en el exceso que produzca los síntomas arriba descritos.

Si revisando algunos de estos síntomas, consideras que puedes presentar distonía focal de la embocadura, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Visita nuestros testimonios y envíanos un email a info@distoniadelmusico.com, donde te responderemos lo antes posible.

¡Te esperamos!