La distonía focal en percusonistas es una de las afecciones más comunes entre los músicos. Detectarla a tiempo es fundamental para conseguir frenarla y así evitar las consecuencias perjudiciales que tiene en la carrera de los músicos.

¿Qué es la distonía focal?

Esta enfermedad se caracteriza por la contracción involuntaria de un músculo o un grupo de músculos, que se localizan en una zona concreta del cuerpo. De ahí viene el apelativo de focal. En el caso de los músicos o percusionistas, esto sucede fundamentalmente en la mano.

Los síntomas más típicos son la contracción involuntaria, aunque en ciertas ocasiones también pueden detectarse espasmos, temblores o bloqueos de la zona . El mundo profesional de los músicos es altamente exigente y, por eso, pueden aparecer problemas psicológicos que terminan por traducirse en estos síntomas físicos.

La prevención es esencial para liberar el estrés constante de este trabajo. Se trata de detectar los focos de mayor estrés y minimizarlos para conseguir que no afecten al músico. Prevenir es el mejor de los tratamientos.

No obstante, en caso de que el músico de percusión ya sufra este problema, es necesario recurrir a la terapia. En algunos casos, se han utilizado medicamentos, toxina botulínica para frenar el movimiento o incluso cirugía. Sin embargo, esto no es posible llevarlo a cabo en el caso de los músicos, pues necesitan mantener las manos en perfecto estado.

La mejor terapia para los músicos con distonía focal es la  reconducción emocional y sensomotora . A lo largo de este proceso se trabajará en el origen del
estrés que detona la enfermedad. Una vez detectado, se realizan ciertas acciones para que desaparezca.

En definitiva, la distonía focal en percusonistases una enfermedad que puede perjudicar enormemente la carrera profesional de los músicos. Por esto, es tan importante que se trabaje en prevención o que se acuda de inmediato al tratamiento en caso de detectarla.