Existe un fenómeno curioso al que llamo “extrapolación”, que consiste en “transportar” o desarrollar la tensión nuclear que afecta a ciertos músculos en una actividad cotidiana específica a otra en la que se ven involucrados los mismos músculos. A esto se le conoce como Distonías Focales extrapoladas a otras actividades.

En la inmensísima mayoría de los casos, la “extrapolación” no ocurre de manera paralela al problema central, sino que se desarrolla posteriormente. Por ejemplo, un pianista sufre una hiper-extensión del músculo extensor del dedo anular de la mano derecha que le imposibilita flexar ese dedo para pulsar una tecla y que afecta únicamente a esa acción. Al permanecer durante un tiempo el trastorno, ese patrón de hiper-extensión se traslada a la actividad de escribir en el teclado de un ordenador o a la de coger un objeto con la mano.

Afecciones a Otras Actividades

Distonias focales extrapoladas a otras actividades

Después de muchas indagaciones dirigidas a encontrar algún atisbo de relación entre el problema nuclear y el extrapolado, van apareciendo vínculos, a mi modo de ver, muy significativos. Algunos afectados llegan a admitir que después de experimentar mucha tensión en la actividad musical, sí casualmente y de inmediato utilizan los mismos movimientos en otra actividad sin que haya desaparecido la tensión de la actividad anterior, la tensión se va trasladando a la nueva actividad terminando por cursar un síndrome distónico. Algo que desde mi punto de vista nunca habría ocurrido de empezar la nueva actividad una vez hubiera desaparecido cualquier rastro de tensión de la actividad anterior.

La experiencia me ha demostrado en muchas ocasiones que estrategias tan simples como esperar al establecimiento de la relajación de los músculos implicados, son altamente efectivas para impedir la extrapolación de patrones de tensión así como sus homólogos conductuales.

Lamentablemente este tipo de fenómenos suma, más si cabe, al individuo en una auténtica desesperación al ver que la tensión va invadiendo más actividades de su vida cotidiana. Es por ello que utilizamos el término distonías focales extrapoladas.

En nuestra página podrás conocer casos reales y conocer su evolución, tanto en distonías focales extrapoladas, como en otras actividades.