Muchos músicos sufren lesiones y enfermedades que, a menudo, les dificultan el ejercicio de sus funciones. Una de estas dolencias es la distonía focal, algo que puede truncar la carrera de un músico si no se previene. Se trata de una enfermedad que provoca movimientos involuntarios en un grupo concreto de músculos y en el caso de los músicos puede darse en manos o dedos. Ahora bien, ¿podemos prevenir la distonía focal? La respuesta es sí, aunque debemos tener muy en cuenta algunas recomendaciones a la hora de tocar el instrumento.

Síntomas que presenta la distonía focal

Este movimiento involuntario de los músculos representa la enfermedad como tal, aunque también puede verse como un síntoma. En el caso de los músicos, las manos y los dedos son sus principales herramientas de trabajo, por lo que unos movimientos no controlados en estas partes del cuerpo pueden llevar a tocar la tecla equivocada. Por lo tanto, nos encontramos ante una enfermedad que debe ser muy tenida en cuenta en este colectivo. Podemos destacar estos síntomas:

✔️ Sacudida involuntaria de los músculos. Estos movimientos involuntarios pueden ir de menos a más y llegar hasta temblores más pronunciados, espasmos o bloqueo temporal de una parte del cuerpo. En este caso, si a un músico se le bloquean las manos es como si no pudiera tocar.como-prevenir-distonia-focal

✔️ Ansiedad en momentos concretos. Esta enfermedad puede agravarse con un estado de nerviosismo general, llevando a los citados bloqueos en determinadas partes del cuerpo.

✔️ Distracción. Hay personas que piensan demasiado en esta enfermedad y eso les lleva a sufrir distracciones durante la actividad que están realizando. En este caso, los músicos, aunque no sientan temblores, podrían pensar que los van a experimentar y eso les llevaría a distracciones al tocar una pieza. Además, esto también hace que aumente el nerviosismo general y se llegue al punto de ansiedad anterior.

✔️ Factores de riesgo. Otros puntos que debemos vigilar son los factores de riesgo relacionados con esta enfermedad, que son especialmente la edad avanzada, la experiencia que se tenga (en este caso, tocando un instrumento) y el número de veces que se haya tocado. Por ejemplo, una situación de distonía focal en un músico podría agravarse cuando toca en plena calle o teniendo que hacer un recorrido, como ocurre con las bandas de música en la Semana Santa.

La importancia de prevenir la distonía focal

En resumen, todos estos síntomas pueden mostrar que los músicos tengan un principio de distonía focal, de ahí que sea fundamental prevenir esta enfermedad con pensamientos positivos o ejercicios de control en manos y dedos. En cualquier caso, desde Distonía del Músico damos toda la información relativa a esta enfermedad y las opciones para combatirla.

¡Contacta con nosotros!