La distonía focal es un trastorno neurológico que implica espasmos involuntarios en pequeños músculos del cuerpo. La sintomatología de la distonia puede afectar a las manos, haciendo que los dedos se doblen en la palma o se extiendan hacia afuera sin control. Esta enfermedad tiende a afectar a músicos por el uso excesivo y repetitivo de los músculos de las manos.

Descubrir la distonía focal y su evolución

Los primeros síntomas incluyen la pérdida de precisión en la coordinación muscular. Un músico puede sufrir los síntomas al usar las manos para tocar un instrumento, pero no al realizar acciones como la de escribir en un teclado. Los primeros síntomas acostumbran a ser leves y pueden percibirse únicamente después de esfuerzos prolongados o situaciones de estrés. Con el tiempo, los síntomas pueden volverse más evidentes o llegar a otras partes del cuerpo; por otro lado, en algunos casos puede haber poca o ninguna evolución. La distonía puede estar relacionada con la depresión y la ansiedad.

Es importante descubrir esta enfermedad ya que el tratamiento y un cambio de hábitos ayudan a retrasar su progresión. Sin embargo, si el músico continúa trabajando excesivamente con los músculos, los síntomas pueden empeorar más rápidamente.

Como repercute en la vida de los músicos

Para estos artistas, la enfermedad se produce en las manos o los dedos de manera involuntaria al tocar el instrumento.

Detectar y tratar esta enfermedad es crucial para estos artistas, ya que su profesión depende de su talento. Este requiere práctica y, si se sufre esta enfermedad, la realización de los ejercicios, dar un concierto o cualquier actividad relacionada con la música puede ser un infierno.

La sintomatología de la distonía es un grave problema para aquellos que se dedican a la música y necesitan trabajar con su instrumento. Por eso, es recomendable que, al empezar a notar los síntomas, se visite a un neurólogo. Si buscas terapia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.