¿Qué es el blefaroespasmo?

El blefaroespasmo es un movimiento involuntario y repetitivo del músculo que rodea al ojo. Las contracciones espasmódicas provocan distonías y precisan tratamientos para el blefaroespasmo que sean capaces de mejorar la calidad de vida de quienes las sufren.

Identificar la enfermedad supone una gran ventaja a la hora de iniciar un tratamiento. Y con él lograremos preservar la calidad de la vida y la profesión de las personas que padecen esta enfermedad.

Las distonías son consideradas enfermedades de músicos. Esto es así porque son muchos los profesionales del sector que las padecen y quienes buscan soluciones frente a ellas.

El espasmo palpebral puede ser bilateral e incluso puede presentar movimientos involuntarios de cabeza, boca o cuello. Suele aumentar su frecuencia e intensidad con el tiempo, por lo que, si efectuamos un diagnóstico precoz, evitaremos alteraciones más graves.

Las causas de las distonías como el blefaroespasmo pueden ser neurológicas, debidas a una conmoción cerebral, por estrés y ansiedad o por efectos secundarios de algún medicamento. Los principales síntomas que identificamos en las personas con espasmos oculares son la sensibilidad, la sequedad, el parpadeo excesivo e intenso y la disminución de la visión.

7 Tratamientos para el blefaroespasmo

Dependiendo de los factores o causas que hayan generado el espasmo palpebral, los tratamientos u opciones terapéuticas que recomendamos varían de un caso a otro.

✔️Uso de gafas de sol.

 

Para casos relacionados con la sensibilidad a la luz. Es una alternativa sencilla y efectiva para disimular los tics.

 

✔️Tratamiento con colirios lubricantes.

 

Para ojos con problemas de lubricación natural recurrimos al uso de lágrimas artificiales.

 

✔️Gestión del estrés y la ansiedad.

 

Con los grupos de apoyo ayudamos a gestionar adecuadamente las emociones y a sobrellevar la enfermedad.

 

✔️Fármacos administrados por vía oral.

 

Existen algunos fármacos de uso oral con los que mejoramos las contracciones de carácter nervioso.

 

✔️Inyecciones de toxina botulínica.

 

Se inyecta botox con el objetivo de reducir la interacción de los impulsos eléctricos de carácter nervioso con los músculos. Así, logramos aliviar los espasmos y contracciones del párpado. Las sesiones suelen repetirse cada tres meses.

 

✔️Miectomía.

 

Se trata de una intervención quirúrgica que consiste en eliminar de forma parcial o total las fibras del músculo palpebral. Con ello, conseguimos aliviar o eliminar los espasmos.

 

✔️Tratamientos alternativos.

 

Algunas personas recurren a terapia nutricional, hipnosis, acupuntura o atención quiropráctica. Aun así, no podemos probar la efectividad de estos métodos.

 

Cualquier persona que sufra blefaroespasmos debe consultar con su médico y ponerse en manos de un profesional en distonías. De esta manera el paciente podrá recuperar la calidad de vida.

 

Contactando con Joaquín Fabra, experto en distonía del músico, todo será más fácil. ​

Ahora que ya conoces los tratamientos para el blefaroespasmo, llámanos y asesórate.